jueves, 27 de mayo de 2010

jueves, 6 de mayo de 2010

Baterías Recargables y Efecto memoria

El debate que surgió en 5to 1ra T.T. tiene su respuesta en este artículo:

Efecto memoria



El efecto memoria era un fenómeno que ocurría con las pilas recargables al no realizar cargas completas. Cuando utilizabamos nuestras pilas recargables, debíamos esperar a que se descargaran totalmente para volverlas a recargar (de una sóla vez, sin interrupciones).

Se nos decía que si se interrumpían las cargas o se realizaban cargas incompletas (cargar sin estar completamente vacía o parar carga antes de terminar) se nos reduciría la capacidad de la batería. No era mentira, si ocurría esto, se creaban unos cristales en su interior que modificaban el voltaje, perdiendo capacidad de carga.

Sin embargo, este tipo de fenómeno, sigue manteniendose hasta la actualidad, cuando en realidad sólo ocurría con las antiguas baterías o pilas recargables de tipo NiCd (Niquel y Cadmio) y no con las que se utilizan hoy en día.

Actualmente, aún te puedes encontrar con vendedores que te aseguran que debes cargar los dispositivos cuando la batería esté agotada, que debes realizar una carga más larga la primera vez que la uses (uno de los mitos más famosos) o que no se debe realizar cargas incompletas, cuando todo eso no es cierto.

Tipos de bateria o pilas recargables

Níquel-Cadmio (NiCd): Son uno de los tipos de pilas recargables más antiguo que aún existen, y al que le afecta el efecto memoria. Se ha tendido a reemplazarlas por las pilas o baterías de NiMh que no tienen el problema del efecto memoria ni tampoco contienen Cadmio (contaminante). Su vida útil es de aproximadamente unos 1500 ciclos.
Níquel e hidruro metálico (NiMh): Son el tipo que reemplaza a las Ni-Cd. Las ventajas son que la ausencia de Cadmio disminuye bastante el precio (a la vez que es más ecológico), tienen mayor capacidad que las Ni-Cd pero soportan menos ciclos de vida. Un dato importante, es que mientras las baterías o pilas NiCd pueden recargarse en cargadores de NiCd o NiMh, las baterías o pilas de NiMh sólo pueden recargarse en un cargador de este mismo tipo.
Plomo y/o ácido: Este tipo de baterías es la que se usa, por ejemplo, en las baterías de coche. Suelen utilizarse en sistemas de emergencia (UPS, SAI, pequeños motores, etc...) y suelen ser muy potentes y bastante pesadas.
Ion-Litio (Li-ion): Es el tipo de batería o pilas recargables por excelencia actualmente. Ligera, potente, no le afecta el efecto memoria, fácil y rápidas de descargar y con ciclos de duración iguales que las de NiMh. Son las más utilizadas en sistemas portátiles y electrónicos.
NOTA: 1 ciclo equivale a una carga y una descarga de una batería.

Mitos y verdades

No obstante, aunque el efecto memoria no exista en muchos tipos de baterías o pilas recargables, esto no significa que no pueda reducirse su capacidad por un mal uso de las mismas. A continuación, veamos algunos mitos y verdades acerca de las pilas recargables, baterías y el famoso efecto memoria:

Cargador: Utiliza siempre un cargador para el tipo de batería o pilas recargables que tengas. No utilices un cargador para pilas NiCd con unas pilas Li-ion.
Sobrecarga: Se tiene la falsa idea de que cuanto más tiempo dejes cargando las baterías, más se cargarán. Esto no sólo es falso, sino que algunos cargadores, una vez avisan con una luz que las pilas están cargadas, no cierran el circuito de carga y provocan sobrecargas en las pilas, dañandolas. Normalmente, cargadores de buena calidad y marca no carecen de esta característica.
Batería y corriente: ¿Se debe quitar la batería del portatil cuando se está conectado a la corriente? No es necesario. Sin embargo, como todo componente electrónico no está excento a un problema de sobrecalentamiento, y tampoco se recomienda dejarla puesta si siempre va a estar conectado.
Efecto memoria: En las antiguas pilas de NiCd (¡sólo en ellas!) ocurría que si cargabas varias veces baterías con carga existente, la batería tendría un efecto similar a «recordar» desde donde empezó a cargar, estableciendo ese inicio como el mínimo nivel de la batería, reduciendo su uso. Para evitarlo, se recomendaba realizar una descarga completa cada cierto número de ciclos.
Primera carga larga: En las nuevas baterías, no hace falta una carga larga como aseguran muchos vendedores. Probablemente esto se ha «heredado» de las baterías y pilas más antiguas.
Temperatura: Lo ideal es mantener las pilas recargables en torno a unos 15ºC y no exponerlas al calor.
Inactividad larga: Esto es muy importante. Si no vamos a utilizar las baterías o pilas recargables en mucho tiempo, lo ideal es mantener las pilas cargadas a un nivel intermedio. Nunca guardarlas completamente vacías, ya que puede dañar las baterías a largo plazo.
Cargas/Descargas: Otras baterías de NiMh o Li-ion, aunque carezcan del efecto memoria, también se recomienda descargarla por completo de vez en cuando, ya que puede desajustarse el nivel de medición (por ejemplo, la batería de un portatil cuando carga del todo marca un 98%).

Fuente: EMEZETABLOG
http://www.emezeta.com/articulos/pilas-recargables-efecto-memoria

24/12/2008